« Home | Que no se dice pad mouse » | En defensa de la moral católica » | Si no sabe no opine » | Hay que apoyar al Presidente » | Los planetas enanos también son planetas » | Julito, no nos torture » | Hay que acabar con Soho »

Cine nacional: ¡Qué Karma!

Por: Milton Yovanny Parejo

Siempre había pensado que no existía nada más aburridor y depresivo que una tarde lluviosa de lunes festivo. Pero me equivoqué. Sólo hay que agregarle a esa ecuación la frase: "y meterse a ver una película colombiana"

El lunes pasado decidí entrar a ver Karmma, el más reciente (ojala fuera 'el último') experimento de nuestra pobre cinematografía. Quizás fue su cartel con letras que imitaban el de las Crónicas de Narnia. Quizás fueron los cortos que vi en Bravissimo. Quizás fue la 'constelación' de estrellas locales que anuncia. Quizás fueron las palabras de su director, que la comparaba con 'Ciudad de Dios'.

Lo cierto es que terminé comprando la boleta.

A grandes rasgos, narra la historia de un viejo y respetado hacendado llanero quien, por error, termina secuestrado por una banda de criminales a la que dirige su propio hijo: una agrupación formada por tres extras sin parlamento y dos estereotipos (el típico trafuga de pelo teñido y el 'churrito' capaz de hacerse matar por sus amigos).

Como este equipo de pacotilla (que juega a parecerse a Los Magníficos) desconoce la identidad de su rehén, termina por venderselo al frente 'Los Tres Chiflados' de las Farc, el cual está integrado por los guerrilleros más tontos de 'las montañas de Colombia'.

Estos milicianos no sólo le ofrecen pollito con pasta a los secuestrados (y les preguntan si "les gusta" la comidita) sino además nunca les quitan el dinero que llevan encima, les consiguen caballos para que no tengan que caminar mucho y los dejan solos para que puedan escaparse cuando quieran. Con gente así, hasta dan ganas de ser secuestrado.

Aquí la película pasa a ser una suerte de maromas y recursos pobres en los que se notan las ganas de 'sorprender' al pobre cretino (yo) que pagó la boleta: el ejército encuentra al viejo, pero él se les vuela pues quiere devolverse con la guerrilla (algo explicable pues al menos le daban su pollito y su caballito). Entonces se mete a la selva donde, en la mitad de un combate y por arte de magia, lo encuentra su hijo –sí, el mismo que lo había secuestrado por error-.

El muchacho, que debería llamarse Clark Kent, recorre en unas cuantas horas el mismo camino que a la guerrilla le tomó varios días, con su padre a cuestas.

Toda esta 'montaña rusa de emociones' está rodeada por una marihuanera cuarentona (a quien pintan de 20 años), una esposa sobreactuada, un malo de voz gruesa que se viste de negro, un cura que no sale de la casa del hacendado y el eterno Edgardo Román, en el papel de 'pión', que nadie le quita. Todos los personajes tienen la profundidad de una oblea.

¿Será que definitivamente hacer cine no es para nosotros? ¿De donde saca plata esta gente para hacer películas tan malas? ¿Por qué los actores nacionales se vuelven 'sobreactores' cuando hacen cine?

menos mal que no ponen el nombre de este ignorante, por que me imagino como nos desquitariamos los amantes del cine colombiano. Atrevase a hacer una pelicula a ver si es tan facil

Le queda la cancion de los prisioneros "por que no se van...no se van del pais"

Responde Milton Yovanny: Estimado usuario anónimo, respeto sus gustos pero no los comparto: con algunas excepciones (como La Gente de la Universal), las películas colombianas se quedaron en las mismas tramas, de personajes planos y recursos obvios. Intentan mostrar una 'realidad' nacional, pero se quedan en los titulares de los diarios y en los chismes de esquina.

Eso sí, estoy totalmente de acuerdo con usted cuando sugiere que "hacer una película no es nada fácil". Ojalá las personas que tienen los recursos comprendieran eso, se tomaran su trabajo con seriedad y no siguieran haciendo dramas telenovelescos, en sus ratos libres.

Un saludo

EL CINE COLOMBIANO es una basura y lo peor es que los directores tienen tal ego que se mienten a si mismos, se creen que lo que hacen está bien y con esa mentalidad nunca vamos a mejorar.

pero es que el director de esta payasada es : ORLANDO PARDO!

Un don nadie sin pasado sin futuro y sin talento que de cine no sabe un carajo!

Respetado "amante del cine colombiano", tiene razon, deberia irse del pais toda esa gente que se tira en idioteces la poquita plata que hay para hacer cine. En el paquete de extraditables deberian meter al cartel de la cultura; encimarle a los gringos dos directivos y un "cineasta" por cada narco. De pronto asi, algun dia tendremos cine de verdad.

Responde Milton Yovanny: Yo, también me molesta mucho el ego de estos cineastas, que no los deja reconocer sus errores y aprender de ellos.

vicious, la verdad no se quién es el director de esa película (ni qué ha hecho antes, de dónde salió, o por qué alguien se la patrocinó). Creo que eso sólo confirma tu comentario.

Chinojuemadre, su propuesta sería muy buena para una futura 'Ley para el cine nacional'.

No se ustedes pero yo disfrue este domingo que paso, viendo varias peliculas colombianas muy buenas, con respecto a la critica inicial de la pelicula karma, parece no recordar que fue basado en una situacion de la vida real, por lo tanto el argumento no es objeto de critica por que simplemente pasó.
Ademas que saben ustedes de cine partida de cabrones.

Responde Milton Yovanny: usuario anónimo, una cosa es basar un argumento en la vida real, donde quizás hubo hechos apasionantes que valía la pena reflejar. Otra cosa muy diferente es la puesta en escena y el guión, que en este caso brillaron por su ausencia, con actuaciones sinceramente ridículas y situaciones traídas de los cabellos: ¿o le parece que Luz Estela Luengas o la señora de Francisco 'El Matemático' merecen un Oscar por sus papeles?

Y en cuanto al insulto final, pues lo tomaré como una muestra de falta de argumentos para debatir.

Gracias por su comentario.

Realmente, el problema del cine colombiano no es un problema de presupuestos, sino de algo más profundo: de talento, de escuela; Se ha demostrado hasta la saciedad el maniqueísmo de esta sociedad que niega la guerra y se refugia en subterfugios como "Paz", "Seguridad Democrática", etc, por lo tanto, lo que reflejan algunos realizadores es, precisamente, una realidad que se aprecia mejor desde los edificios de la 7 con sèptima o desde las preciosas ventanas de los lofts de Los Rosales. Orlando Pardo no es ninguna excepción, actor de culebrón, que consiguió la financiación de cualquier productor de melodrmama colombiano -hablemos de Telecolombia- para intentar vender un producto digerible, orientadoa un sector específico de la población y dispuesta a cualquier cosa con tal de mantener el status quo en el que vive. Ya es hora de revisar el diálogo y la crítica sobre el tipo de productos culturales que se dan en este país, ya es hora de revisar los parámetros, las visiones de mundo y, en últimas y por qué no, las intenciones de aquellos que quieren, a toda costa, tergiversar, coultar y modificar el entorno social de una nación en crísis.

Toda la razón con esta critica. Esta pelicula es tal vez la peor del cine nacional.

Totalmente de acuerdo con el artículo en cuanto a lo de Karma, mas no en cuanto a heneralizar lo del cine colombiano... Karma es ir a ver esta pelìcula y ver como lo atracan a uno de frente con algo tan risible, poco creible y malo...

Yo la verdad no estoy seguro si voy a tirar mi plática a la basura viendo karmma, pero de lo que si estoy seguro es que vi a ir a ver "Al Final del espectro" (http://www.alfinaldelespectro.com/). Por fin una película colombiana que se ve como una película y no como una telenovela en 35 mm.

Estimado Milton Yovanny. Mucho mejor su critica que la bendita pelicula. Que cosa tan mala. Y no se nos olvide que la primera produccion para la pantalla grande de TELECOLOMBIA, patrocinadores de este despilfarro, fue 19, el polemico corto sobre un gallo y un niño que puede ser facilmente la peor pieza de la historia del cine.

para poder llegar, primero tenemos que saber como llegar,saber equivocarnos, para aprender de esos "grandes" errores, aprender a levantarnos y a pulir dia a dia con malas peliculas nuestro cine, critiquenlo pero no lo maten, o si no quien mas se animara a realizar una pelicula colombiana..terminaremos viendo las de otros paises como siempre, dejar que ellos se equivoquen, se aprendan de sus errores, de la critica y asi algun dia poder ver alguna pelicula buena colombia..porq si las hay...

Jajajajajaja que buena critica...
Ojala este "director" tenga la suficiente inteligencia para entender que logro salvar la inversion y ya. Que se abra de ese negocio que talento no tiene... despues de semejante hueso yo no quiero volver a ver nada que tenga que ver con ese tipo. Para la proxima pelicula nadie le va a creer.... y dizque algunos criticos poniendole 4 estrellas? cuanto les pagaron?

Responde Milton Yovanny: Estoy de acuerdo con muchos de los comentarios que han dejado a este post, en especial con aquellos que hacen referencia a la falta de calidad en la realización, en los guiones y en las actuaciones de las películas colombianas.

Ahora bien, esta no es la peor película nacional: aún está a años luz de After Party, ese bodrio de Julio César Luna.

Por otro lado, no todas las películas colombianas son malas. Existen excepciones que confirman la regla, como La Gente de la Universal. En este momento, quiero ver propuestas que, por los cortos, parecen muy interesantes, como Al final del espectro, El Colombian Dream o Cuando rompen las olas... esperemos que tengan la calidad que prometen.

Gracias por sus comentarios.

Realmente la pelicula es un bodrio y las actuaciones son debiles por no decir pateticas. El cine colombiano se basa en mostrar nuestras costumbres y naturaleza violenta de una manera languida y plana. Ni hablar de las comedias tipo El Carro o La Pena Maxima. Es pura falta de talento. Se salvan muy pocas.

Hola, esta película está actualmente en México. Me causa conmoción la manera tan liviana, tonta, ingenua y pretenciosa del director de mostrar un problema latente para Colombia. Creo que en los últimos años jamás había visto ua película tan mala en su estructura, interpretaciòn, ambientación, sonido, fotografía, todo es un desastre!!!!!

Que pena que siendo un país que no tiene recursos para un cine desperdicie lo poco que tiene en directores depacotilla, entiendo que no es la realidad de todos los directores de por allá, (que deben de haber pocos, con nada de apoyo y un más pensantes que este) pero es una verguenza que alguien se atreva e exhibirla en otros países.

Deberían de canalizar mejor el dinero, eninvertr en lo que realmente vale la pena apoyar y no en churros de los años sesenta

UQE FACIL ES CRITICAR Y NO AUDAR POR ESO NUESTRO PAIS ESTA COMO ESTA PORQUE NO HACEMOS CRITICAS CONSTRUCTIVAS SINO DESTRUCTIVAS, ADEMAS SOMOS COLOMBIA Y POR ESO EN EL EXTERIOR TIENEN MALA IMPRESION DE NOSOTROS LOS COLOMBIANOS PORQUE NUESTRO GRAN DEFECTO ES QUE NOS TIRAMOS UNOS A OTROS Y SOLO NOS HACEMOS DAÑO Y TODOS TENEMOS DERECHO A OPINAR Y DECIR LO QUE SENTIMOS Y PENSAMOS PERO ESO SI CON RESPETO PORQUE NO SOMOS PERFECTOS ADEMAS NUESTROS DERECHOS TERMINAN DONDE EMPIEZAN LO DE LOS DEMAS... Y TU MILTON YOVANNY NO TE CONOZCO PERO LA IMPRESION QUE ME LLEVO DE TI ES DE UNA PÈRSONA QUE UTILIZA MUCHO EL I8NTERNET Y SU ITELECTUALIDAD PERO PARA DESTRUIR Y DAÑAR OJALA LA UTILIZARAS PARA AYUDAR Y AFRONTAR LO BUENBO Y LO MALO DE NUESTRO PAI CON HUMILDAD PORQUE TODOS SOMOS COLOMBIA....

si esa pelicula y la gran mayoria de las peliculas Colombianas son una muestra de la mierda y las mentiras que presentan los medios masivos donde los personajes que se presentan son tan ridiculos que se cagan en el conflicto y que se olvidan de la realidad que se vive abajo el cine colombiano,,, se salva la gente de la universal y la estrategia del caracol lo demas es basura...oigan bien basura

Publicar un comentario